La operación Kilo OCU- FESBAL, a través de la web www.notireslacomida.org, durará todo el mes de mayo

OCU y la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) lanzan hoy, 3 de mayo de 2017, la Operación Kilo OCU – FESBAL para recaudar las donaciones de todos los consumidores que quieran colaborar en esta iniciativa.

A pesar del enorme éxito de la “Gran Recogida”, que tuvo lugar el pasado mes de noviembre de 2016, en la que más de 129.000 personas participaron como voluntarios y se recogieron más de 22 millones de kilos de alimentos, la realidad es que estos alimentos sólo alcanzan para alimentar a las personas que más lo necesitan en España durante 3 meses. Además, aunque este tipo de recogidas son una inyección importante de producto, las necesidades de las personas y familias menos favorecidas no mejoran durante el resto del año. Por lo tanto, en este momento los Bancos de Alimentos precisan seguir recibiendo alimentos para poder continuar realizando su importante labor y ayudar a las personas que están pasando por dificultades para poder alimentarse.

OCU y FESBAL quieren unir fuerzas para conseguir, a través de la colaboración ciudadana, recoger kilos suficientes para poder cubrir la demanda de alimentos al menos durante las próximas semanas. Actualmente, FESBAL reparte aproximadamente unos 153 millones de kilos de alimentos anualmente para atender a las personas más desfavorecidas en España y pese a ello no se está llegando a cubrir el 100% de la cantidad de alimentos recomendada por persona. Por eso OCU y FESBAL invitan a todos los consumidores a colaborar con sus donaciones para intentar reducir la brecha de alimentos necesarios.

En la actualidad, según la Encuesta de Condiciones de Vida de 2016, elaborada por el INE con los ingresos declarados de 2015, el 27.9% de los españoles están en riesgo de pobreza o exclusión social, la mayoría de estas familias tienen hijos a su cargo.
En este 27.9% están incluidos aquellos hogares donde sus miembros no consiguen trabajar tantas horas como serían necesarias y aquellas familias que sufren alguna carencia severa como pueden ser por ejemplo: haber sufrido retrasos en el pago de gastos de la vivienda principal o de compras a plazos, no poder afrontar imprevistos, no poder mantener la vivienda a una temperatura adecuada o no poder permitirse una comida de carne o pescado cada dos días.
Según los últimos datos, un 38.1% no es capaz de hacer frente a gastos imprevistos y el 15.3% tiene dificultades para llegar a fin de mes.
En términos absolutos unas 2.6 millones de personas en España están en una situación de carencia severa. Y según el Índice Europeo AROPE (en riesgo de pobreza y exclusión – At Risk of Poverty and Exclusion), 13.334.000 personas viven en riesgo de pobreza y exclusión en España.

Son cifras impactantes que muestran la necesaria e importante labor que desempeñan los Bancos de Alimentos y las ONGs, que desinteresadamente intentan paliar, en la medida de lo posible, esta gravísima situación haciendo llegar alimentos a aquellas personas en situación de desamparo.

Además, desde OCU se intenta que por medio de estas acciones los consumidores y las administraciones sean conscientes de la urgencia de buscar soluciones para mejorar el aprovechamiento de los alimentos en España, y también del importante impacto que tiene para muchas familias el poder recibir una donación de alimentos.
Por ello OCU pide a través de su campaña www.notireslacomida.org que se faciliten las donaciones de los excedentes de alimentos a los Bancos de Alimentos. Y que de forma conjunta se adopten además estas medidas para luchar contra el desperdicio de comida:

Establecer medidas para que todos y cada uno de los agentes implicados en la producción, generación, distribución y comercialización de alimentos puedan donar o ceder los excedentes de alimentos o aquellos que descarten a bancos de alimentos, alimentación animal o abonos, en este orden.

Prohibir prácticas que impliquen estropear los alimentos haciéndolos inservibles para su consumo.

Incentivar la donación mejorando los beneficios fiscales para aquellas donaciones de alimentos que tengan como destino bancos de alimentos, ONGs.

Exigir fechas de consumo preferente y caducidad acordes a criterios de calidad y seguridad alimentaria, no en función de intereses económicos particulares.

Fomentar la reutilización y el reciclado de los productos alimentarios sobrantes que no puedan ser donados como tal. Priorizando en este orden su aprovechamiento: Transformación en otros productos, alimentación animal, compostaje o producción de biogas.

OCU y FESBAL invitan a todos los consumidores a participar en esta Operación Kilo, donando la cantidad con la que puedan contribuir en www.notireslacomida.org

Related Post

Leave us a reply

*

*